Header Ads

Castigo a colaboracionistas

Cuando Petain firmó en junio de 1940 el armisticio con la Alemania de Hitler, Francia fue dividida en dos territorios: la zona ocupada por los alemanes y la Francia de Vichy, al principio sin ocupación militar alemana pero colaboradora del Eje. Hubo otra Francia, la que siguió la lucha, en el exilio o en la Resistencia, la Francia Libre. Cuando fue liberada París, atrás quedaba la colaboración de las autoridades de Vichy y la policía en la deportación de judíos franceses a los campos de concentración y exterminio, o el envío de 10.000 voluntarios fascistas franceses de la División Carlomagno al frente ruso para luchar contra la URSS. 



Los franceses que “colaboraron” con los ocupantes lo pasaron mal, y no sólo los máximos dirigentes como Petain o Laval, incluso simples ciudadanos acusados de apoyar a los ocupantes. Hubo actos públicos donde los colaboracionistas fueron sometidos al escarnio público o a algo peor. Se calcula que unos 10.000 franceses fueron ejecutados por colaboracionistas, la mayoría sumariamente, sin juicio alguno. Igual ocurrió en otros países con quienes apoyaron la ocupación alemana. 



La mujeres fueron de las que más sufrieron la vergüenza pública por mantener relaciones con soldados u oficiales alemanes, aunque en la gran mayoría de los casos eran relaciones de supervivencia. Incluso se dio algún caso aislado en que algunas mujeres actuaron de francotiradoras o saboteadoras contra las fuerzas aliadas. Entre las mujeres lo más habitual era cortarlas el pelo y hacerlas pasear desnudas o semidesnudas por las calles mientras la gente las insultaba o arrojaba objetos. Incluso eran expulsadas de la ciudad, algo que al principio era permitido por las autoridades aliadas.





En conjunto con la imagen anterior en esta la madre de Madeleine Bazise trata de proteger a su hija cerrando el paso en la puerta de su casa a los miembros de la resistencia, 1945.



Un grupo de mujeres francesas acusadas de colaboración, son humilladas públicamente, con sus cabezas rapadas y semidesnudas, son escoltadas por las calles parisinas, 1945.

Ejecución sumaria de acusados por colaboracionismo. Fatal destino.

Una mujer acusada de colaboradora, regresa con su hijo de padre alemán, a su hogar después de ser rapada por la resistencia, en el pueblo de Chartres, 1944.






Una mujer con su cabeza rapada, acusada de colaboracionismo, es escoltada por un miembro de la resistencia en las calles de Chartres después de su liberación, agosto 1944.

Miembros de la resistencia cortando el cabello a una mujer acusada de colaboracionismo, en 1944.





Y lo peor... ejecución pública de traidores franceses, por un pelotón en una plaza pública de Grenoble, 13 de septiembre de 1944. 

A la izquierda, dos hermanas, Madelaine Bazise y Suzanne Lemoine (sin pañuelo sobre su cabeza) son acusadas por otra mujer, de colaborar con los alemanes, en el pueblo de La Eglise, cerca de Liesville, 1945.

Dos personas acusadas de espionaje y colaboración con la Gestapo, al centro la mujer vestida de negro y el hombre de camisa blanca, son capturados por la resistencia francesa, fecha presumiblemente 1944.

Humillación de una chica francesa arrastrada desnuda y golpeada violentamente en una calle de Marsella por una multitud.










Bibliografía:

The Patriotic Traitors: A History of Collaboration in German-occupied Europe, 1940-45 por David Littlejohn ISBN 0-434-42725-X.
Toynbee, Arnold (1985). La Europa de Hitler. Madrid: Sarpe. ISBN 8459904121.
Shirer, William (1976). The rise and fall of the Third Reich : a history of nazi Germany. Londres: Pan Books. ISBN 0330700014.
Simon Kitson's Vichy web-page
Liberty, Equality, Fraternity, But Not for All: France and the "Alien" Jews, 1933–1942

No hay comentarios

Comente con responsabilidad

Con la tecnología de Blogger.